Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Reconstruyendo proteínas

Imagen
Bueno...ahora que todo el mundo ha dicho la suya, me toca a mí.  Mi abuela ha querido castigarnos este año porque en la comida del día uno la gente en mi familia acostumbra a llegar borracha o con ganas de morir. Como eso no son formas de presentarse, decidió en un acto de reivindicación y protesta, que la comida del día uno quedaba aplazada hasta el tres. Por ello, y aunque esto os esté dando mucho rabia, mientras vosotros estáis muriendo en una absurda copiosa comida de al menos cinco primeros y dos segundos, yo estoy aquí, en la cama escribiendo algo que, como de costumbre, carecerá de sentido al final...¡Adoro a esa mujer!

2015 no ha sido ninguna birria. Cuando empezó el año anterior, escribí aquí, entre mis cuatro paredes, que 2015 sería un año interesante y no me ha defraudado.
Ojalá pudiera escribir letra por letra, palabra por palabra lo que se me pasa por la cabeza pero tengo las manos tan heladas que un leve golpe se transforma en un moratón entre mis falanges. Pero bueno, p…