domingo, 28 de mayo de 2017

El dedo anual de la mano izquierda

"Donde el frío no se atreve a entrar, dónde sueña con colarse entre nosotros pero siempre sin éxito. Dónde la noche es solo un paso más del día, una excusa para seguir amándonos con cariño, dónde el amanecer es un momento perfecto en la eternidad para darte pequeñas muestras de amor en la espalda y decirte buenos días mientras las luz ilumina ténuemente la cama y tu te remueves entre las sábanas" -

Toc-toc (llaman a la puerta).

Es el frío que no se atreve a entrar y helarnos el corazón. 

¿Qué pasa, no viene?

Dice que sueña con colarse entre nosotros pero nunca tiene éxito 

¿Qué pretende, quiere un lugar en nuestra cama llena de dudas?

Ronronea que la noche es fría, fría incluso para él y que cada día queda un día menos para que se marche; que el Sol le ha dicho que ya no hay excusas, que si él no puede acabar con vuestro amor, almenos quiere tener un pretexto para ver como os seguís amando con cariño. 

¿Porqué cree el Sol que el frío no puede destruirnos? no somos tan fuertes.

Porque vuestra pasión comienza donde aparece el amanecer, en un punto exacto de la eternidad que se filtra por la ventana para dejarnos ver a los mortales vuestros pequeños atisbos de amor que demuestran una profundidad vertiginosa

¿Entonces, porque quiere el Sol ver como pierde la partida y nosotros ganamos?

Ha decidido que prefiere deciros buenos días iluminando ténuemente la cama para que te remuevas bajo su calor y así sienta que, al menos, forma parte de lo que nunca pudo destruir. 


Besitos, M'