domingo, 5 de junio de 2016

Bonito recibimiento, mi amor

Entra, sí estoy en ropa interior, lo sé no debería. Ven, deja que cierre la puerta mientras me acaricias. Muevete por mi piel, vamos, deja que nos besemos en el pasillo oscuro de la casa de nadie. Cójeme, mis caderas son anchas y acércame al lugar de donde no quiero marcharme. Déjate abrazar, sigue besándome mientras me acerco más a ti hasta que no quepa el aire entre los dos. No, no estamos solos, pero qué ganas tengo de seguir besándote! Sí, vayamos a la cama donde nos gusta hacérnos el amor...lo demás será historia.




P[...] me hace sentir libre y es en esa libertad donde vuelvo a él y le eligo. Cuando me abraza me parece que esté en un lugar llamado hogar y me cosquillea el estómago en una especie de sza sza szu cuando me besa. Es bonito poder hablar las cosas con él y no os imagináis lo guapo que se vé en mis ojos cuando me sonríe al descurbrir algo que no le había dicho, o cuando me hace cosquillas...creo haberlo visto sonreir mientras trato de respirar. Me enamorar la forma humilde con la que habla y me fascina cuando me explica cosa que desconozco. Conocerle es especial, saber que hay dentro de él es mágia negra que te persuade para amar su ser muy fuerte.

Para ti.
Bestios, M'