viernes, 21 de agosto de 2015

Si el Sol no brilla, perdemos la cabeza


Son de estos días en los que caes en la cuenta que te han robado el verano, que los instantes más fascinantes se han escurrido entre los dedos y miras por la ventana y ya solo puedes ver las nubes acercándose. Es entonces cuando empiezas a temer que ayer fuera el último día que podrás ir a la playa para contemplar que sigues viviendo en un paraíso extraordinario que abandonarás en poco más de una semana para volver a la ciudad que te abrió los brazos el invierno del año anterior. Lejos de hacerme sentir bien, este año algo me hace sentir extrañamente vacía de ganas de cruzar el charco.








[A sort of reflexion]

Erin Olin Wright se pasea por mi mesa junto a Thomas Alva Edison y Marc Levy, ¿y la verdad? dudo que lleguen a entenderse puesto que uno habla de utopías, el otro de la cruda realidad de un genio que lleva dentro y el último me roba el corazón a diario escribiendo utopías algunas veces maravillosamente ciertas. ¿Se puede ser feliz junto a tres hombres los cuales uno de ellos dejó de exisitir hace casi ochenta años? 

Omnia Luce, M'