lunes, 29 de junio de 2015

Dear No One

Esto ha sido todo, ja esta, cerramos año...y que año.


Me han vuelto la cabeza loca con mil historias en las que yo también he sido la protagonista, historias que contadas ahora harían reír a un loco solamente. La locura de encontrarte seres que van caminando por la misma raya de la vida que tu y que además, están dispuestos a jugar a ver quien se sale primero de la raya. Pero es que de repente, se nos va de las manos y en lugar de caminar sobre la raya decidimos entre todos que metérnosla y jugar a construir una nueva en el aire será más divertido.







Hemos jugado a ser Dios siendo espectadores de nuestra propia serie de locuras pasajeras. No puedo dejar de sentir ansia pensando como será la siguiente temporada. En serio, el último mes ha sido más emocionante que el último capítulo de cualquier temporada de Breaking Bad; contar todo lo que ha sucedido no esta permitido, más lo que pasa una noche con ocho estudiantes universitarios, desaparece para convertirse en polvo -no pude evitarlo.






Ha sido el año más loco que he tenido, el año más impredecible pero como ya aventuré a principios del 2015, este será un año interesante. Solo hace tres horas que he vuelto a la soledad de un pueblo vacío por el calor y no puedo dejar de echaros de menos. A ti compi, a ti N, a ti D, a mis asquerosos G y P, al que el alcohol no se le congelará en la vida J y a algunos otros que, a estas alturas deberían tener claro que aunque quisiera no podría dejar de echar de menos.


                 Miss the City that loves u in winter. XOXO M'