martes, 3 de febrero de 2015

Odi Et Amo


¿Es demasiado tarde para volver atrás? ¿Es demasiado tarde para no escapar? Algunas veces todo es demasiado tarde. Llegamos tarde a clase por las mañanas, al trabajo porque venimos de dejar a los niños del cole que a su vez ya estaban llegando tarde, llegamos tarde cuando quedamos para tomar un café, llegamos tarde cuando cogemos un avión y cuando no, llega tarde el piloto o se van los controladores aéreos; llegamos tarde por la mañana, por la tarde y seguimos llegando tarde cuando quedamos para beber con los amigos o cuando tenemos que coger el último metro que pasa por la estación para después hacer transbordo en Sants, al otro si que llegamos tarde...


Llegamos tarde a todas partes, a todos lados y aún así, como es la vida que aveces seguimos llegando demasiado pronto. Demasiado pronto para escuchar conversaciones que era mejor no escuchar, demasiado pronto para detenernos a ver cosas que era mejor no ver porque, seamos sinceros, era mejor no escuchar como se habla mal de alguien, era mejor no oír llorar a un familiar por la muerte de otro, era mejor no percibir el murmuro de las malas lenguas hablando de vidas que no saben como fueron vividas, hubiera sido mucho mejor no sentir tus mentiras.
Por  no hablar de que hubiera sido mejor no ver como bailábamos, mejor no ver con que desgana nos miramos, mejor no observar con que cara de pena nos miraban.

Llegar tarde o llegar pronto...ya que más da; total, no es que yo llegue tarde, es que lo demás llegan demasiado pronto. Besitos M'