viernes, 26 de diciembre de 2014

Noche buena y buenas noches





















Y después, llegó Navidad y regreso a casa y están todos, hay buena comida en casa, más de un plato, toda una exquisitez que más quisiera el resto de los días; y más tarde ha pasado una semana y el día que nació Jesús se va celebrando en casa de otros con botellas de alcohol varias, todo un evento eclesiástico.

Mas no hay fuerza en el mundo que haga que queramos movernos de donde el ruido se crea, las dos, las tres, las cuatro... a las cinco alguien se tira del barco y a las cinco y media ya solo quedamos cuatro y alguno pocos, a las seis nos abren las luces y nos invitan a abandonar un poli deportivo desamparado, ha sido una gran noche.

¿Cuantos quedamos? ¿diez? ¡Shit!Somo  más que a las cinco y la película se vuelve demasiado cómica, demasiado loca, y los veo allí juntos de nuevo abrazándome y haciendo que me ría demasiado y me dicen cosas demasiado obscenas; saben que tarde o temprano voy a terminar pegándoles en la cara...fuerte. Demasiado para mi cuerpo, algunos me eligen novio, me cuentan que no cualquiera puede estar conmigo y yo les miro y me río con demasiadas ganas, otros me explican como es su asiento trasero del coche...demasiado años 80, nos reímos a gritos: unos borrachos, otros fumados y es que.... ES TEUS BENEITS, como había añorado vuestra tontería.




No os hagáis mayores nunca, es una trampa y ellos lo saben.




Feliz Navidad, M'