miércoles, 8 de octubre de 2014

The Bag

Esto es muy sencillo, porque te sientas y tu cuerpo deja de obedecer a tu cuerpo, la máquina se hacer fuerte contra el cerebro, las masas se rebelan contra el gobierno, es lo que ya dijo Marx. Es lo que dijo Weber que pasaría, es esa paradoja de lo racional, es ese mal entender las cosas, esa visión de que las personas son libres encerradas en una jaula de hierro, es esa concepción de que por costumbre o por tradición, lo que hace el de arriba está, necesariamente mejor que el que esta abajo.


Temo que halla ido empeorando con los años, que la racionalidad se haya apoderados de mi, que no sea capaz de elegir entre lo que quiero y lo que quieren que quiera. Ahora necesito música triste para escribir; mas no, no habéis logrado entenderme aún. Ahora necesito música que me conmueva el alma, que la llene de la melancolía más absoluta, que haga que vengan a mí todas esas cosas que me han hecho sentir dolor, que me han hecho saber que seguía viva, que podía decir que seguía formando parte de un todo tan insignificante como es el globo terrestre en medio de un universo en constante expansión.



Escucho el peso de la vida sobre mí y lejos de sentirme mal por ello siento que me he dado la oportunidad de sentirla sobre mí, de saber que esta allí, que no ha dejado de vivir en mí. Supongo que siempre me ha sido más fácil vivir con sentimientos negativos que entre los sentimientos de felicidad, alegría, emoción, solo puedo nadar unos cuantos minutos al día antes de sentir que necesito (el aire) la soledad que solo  los otros sentimientos me aportan, aquellos que socialmente no son correctos, los que son demasiado dramáticos como para quedarse con ellos más de unas horas, los que os hacen daño, los que, al fin y al cabo, a mi me acompañan. M'