lunes, 15 de septiembre de 2014

Escabullirse de la realidad, encontrar seres ideales





Y ahora, mientras mis apuntes de las Cadenas de Markov van pasándose solos, vuelvo a sentirme como en casa, rodeada no de alguien que me entienda pero si más no, de algo que se identifica conmigo; y no me refiero solo a la probabilidad sino al conjunto en sí de las materias de este primer día.

Es mucho decir que el día ha sido estupendo, pero hay pequeños detalles que marcan la diferencia entre un día que va bien y otro que va sobre ruedas. En ocasiones, es gesto, una palabra y en esta ocasión concreta una persona. Es tan gratificante encontrar a alguien que comparte tus mismas inquietudes e intereses por el mundo... y por si fuera poco, el chico esta ya en tercero de carrera así que decir que nuestra corta charla me ha enriquecido es quedarme demasiado corta.

La vida es tan pequeña cuando vives rodeada de agua, y en cambio cuando sales de ella descubres que hay un mundo inimaginable, que nunca sabes que te deparará pero que si el cambio es bueno, que bienvenido sea.


                                                                                   

         Día uno. Besitos, M'