domingo, 13 de julio de 2014

ZÓN. Beat My Nipples

Suena esa voz rasgada de Lourdes Hernández cantándome al oído "Cigarettes", no me había movido tanto hacía muchas noches: a la izquierda, a la derecha, sólo un brazo, luego los dos, pierna derecha arriba izquierda abajo, viceversa...en fin, ya va sonando Dillon y es hora de ir diciendo hola al nuevo día, pero un hola como de beber café frío en una mañana de invierno, ¿sabéis?










El vino blanco de 3,25€ de ayer por la noche sigue haciendo estragos en mi cabeza aún a las 20h de la noche; bueno, el vino, la media cerveza y la naranjada con algo, que me bebí con el tío loco con el que he convivido un año entero, pero ese, ya es un mundo demasiado lejano para mí...

Noche de reencuentros, de abrazos que lo dicen todos. Tiempo de que todo vuelva a ser lo que era, como era, pues ya los tengo aquí a todos, vuelven a sentarse alrededor de mi aura, me rodean con su esencia.

No falta ni uno, esta el chico de la barba pelirroja al que le gusta demasiado perrera, la chica bonita a la que ningún estilo se le resiste, la niña de mis ojos mi querida princesita; está mi guardián, el tonto de los tatuajes nuevos, están los que estaban y...está él y más tarde, todo lo demás empieza a sobrar y ... huele tanto a verano.


 ¡Feliz noche a los que, como yo, hoy repiten! ;)