viernes, 20 de junio de 2014

La habitación de Fermín

'I'm In Repair'

Hace escasas horas que he vuelto al mundo, tras un día con solo dos horas de sueño encima; ayer, después de un examen que lejos de durar un hora como yo pensaba (menuda ilusa), duró tres, me dejé caer sobre un colchón en el que uno de sus mulles sale a saludarme cada noche y, como quien no quiere la cosa (yo sí quería), me quedé dormida con: La ropa y los zapatos del día pasado, una conversación de whatsapp de esas que jamás terminan porque no quieres que lo hagan con personas a las que hace, mucho, mucho tiempo que no abrazas, una conversación con mi progenitora que, preocupada estuvo apunto de llamar a la policía por si las moscas (al final, se conformó con mi compañera de piso...¡amor de madre!) y, una promesa que me hicieron de llamar y que no pudieron cumplir por...sí, por mi culpa (I'm sorry, floreta)

A les seis de la mañana, me despierto desorientada, pensando que mi siesta de la noche, ha llegado a su fin porque, raramente, mi compañera ya esta levantada; rascándome aún las ventanas que dan al mundo pregunto que hora es y, al saberlo, doy media vuelta y el país de los sueños ya ha seguido rodando como si no hubiera abierto los ojos jamás, porque en realidad, hubiera sido lo mismo,¡feliz día a todos!



Queda aún una semana igual que la anterior, una semana de hacer contrabando con cafeína para que corra por mis venas, y luego...por una vez no quiero pensar en lo que pase más tarde voy ha dejar al cerebro, voy a decirle que haga las maletas y huya ahora que puede, voy a decirle que si vuelve, que se deje los engranajes en la puerta antes de entrar, que yo ya estoy cansada de pensar.








Larga vida a S.M. El Rei Felipe VI y
a su Reina Leticia