viernes, 4 de abril de 2014

El origen de la vida (véase el cuadro)

Naces, te haces y luego llega el momento de marcharte. Los detalles más insignificantes de la vida han cambiando y ahora, toca que cambien aquellas cosas que realmente nos interesan, que hacen de nuestra vida el ser como es. Dichas cosas, incluyen valores tan preciados para mí como el compromiso, la confianza o la lealtad. 




El otro día me comentaron que el que más intereses culturales tiene, está destinado a tener menos beneficios económicos y viceversa, por lo tanto, alguien que vende obras de arte no ama el arte, solo quiere los beneficios que la cultura le proporciona; entonces, comprar obras de arte, es no amar el arte también?....