D·E·S·E·M·B·R·E: No serà per tant




Hay personas que después de un largo tiempo, entran en tu vida de nuevo y que...no sabes muy bien como ni porque pero estas tan cómoda con dicha persona, tan en paz. Sientes que te entiende y que no tienes que justificarle nada y por si fuera poco, sabes que es algo recíproco.



Sin ni siquiera tener nada que ver con algo relacionado con el amor, te hace sentir bien, te hace reír y siempre que puedes quieres aconsejarle, estar de su lado, contar con él; lo que al fin y al cabo llamamos amistad.

Luego, dicha persona se va, los caminos se separan y al principio hablan siempre,  pero después ja no es tan seguido. Aún así, por tu cumpleaños se acuerda de ti, te manda una felicitación increíblemente bonita y te llama para preguntar como va. Más tarde...más silencio.

Me imagino que si al final de todo esto seguimos teniendo un mínimo vínculo de amistad,tendremos un bache menos que saltar ¡Qué tengas suerte, amigo!


Entradas populares de este blog

Los pensamientos por la noche cogen fuerza

El amor sin fronteras

Fugaz modernidad