miércoles, 6 de noviembre de 2013

A base de HCl

Cuando las cosas van bien, cuando estas bien con esa persona, te confías, te haces más débil poco a poco, sin casi darte cuenta pero siempre con la seguridad de que lo bueno, no es eterno y que aunque lo estés disfrutando tanto como puedas, en cualquier momento va a desaparecer. Y que lo que habías visto de color de rosa hasta el momento, de repente tendrá connotaciones obscuras.



Please, can anyone buy me, this?
Luchamos contra ello cada día, a cada instante que la vida avanza pero, la humanidad es ingenua, es confiada y debemos aprender que lo bueno dura poco y que, siempre, siempre se debe estar preparado para cuando venga lo malo, porque sino, va ha pillarte con los pantalones bajados y sin demasiadas ganas de correr.




Todos, en ocasiones, hemos pensado que cuando besas a la persona correcta sientes mariposas en el estómago, y mira como son las cosas, que ninguno ha pensado como podrían revolotear las mariposas en un entorno lleno de ácido clorhídrico que las fundiría en un instante.

Ojalá hubiera sabido antes, que hoy volvía ha empezar la vida y que volvíamos a esconder bajo llave nuestra hermosa fantasía; ese precioso regalo que me has echo durante los últimos días y que me ha echo tan terriblemente feliz ¡Te quiero!