martes, 15 de octubre de 2013

Darling, (right now) I Need My Oxygen

Los presentes a los que nos sometemos, que nos regalan, ponen a prueba nuestra capacidad de mentir o de sorprendernos. Nada trata de sentir felicidad por aquello que te han envuelto en una tienda, ni de sentir empatía hacía una persona que le ha costado su tiempo decidir que regalarte, como regalártelo y porque hacerlo.
Es por esa razón que los mejores detalles, son los inesperados, los que te sorprender para bien no los que lo hacen porque tengan que hacerlo. Es por eso, que un regalo al que le hayas escogido que papel le va mejor para envolverlo, será mil veces más hermoso que uno al que, en una tienda X, una vendedora ajena a ti y a mi haya decidido ponerle. 

La vida es extraña y yo lo soy bastante más por lo que, quiero un jardín con flores y una bañera con agua caliente en medio, nada de cosas tontas como regalos, ser mal criad@ siempre se me ha dado bastante bien y mi mente es más voluble y maleable que una bola de plastilina para un niño con que...

No, en serio, mi inspiración es una mierda últimamente y cada entrada es peor de la anterior. Obviamente, si quiero una bañera en medio del jardín pero, ¿y quién no? 
Lo que digo es que me encantan los regalos y las flores, y si los regalos son flores me gustan aún más pero en serio, ESE, ya no me apetece no es nada personal, simplemente, no me apetece. Gracias por entenderme y si cambio de opinión, tranquilo, será imposible callármelo.

                                                                                        Besitos, M,-