viernes, 13 de septiembre de 2013

Move' Apart

El verano me ha pasado por delante como la brisa marina cuando vas a pasear a la orilla de la playa; algo inevitable supongo. ¡Bienvenidos! Aquí estoy, de vuelta antes de lo prometido después de tres días eternos, e increíblemente agotadores física y mentalmente. Por suerte, la inflamación de mi cerebro ha bajado y hoy puedo estar aquí, frente a mi nueva pantalla escribiendo para aquellos que, después de mis largas "vacaciones" me quieran seguir leyendo. Así que...¡Empezamos!


Saben, mi  viaje de verano, tampoco fue para tanto. Me lo pasé bien paseando y yendo a la playa, y bueno...mi chico fue un encanto; el restaurant al que me llevó a orillas del mar fue increíble, con una vista impresionante! ¿Os gusta el pulpo? A mí me encantó! Jjaajaj!




Tras mis días por una isla diferente, volví a casa con pilas cargadas y ganas de ponerme a trabajar para lograr un futuro que de momento,no tendré...Lo que viene siendo un verano de mierda! Aún así, de verdad, es que no puedo para de hablar de como me ha echo los días más fáciles mi pequeño limonero. No os hacéis una idea, me ha llevado a playas encantadoras incluso en días de lluvia, al cine, a cenas increíbles...¡yo qué sé! A sido un verano fantástico!!

Como podéis ver, he tenido un verano de los más extraño y lleno de sentimientos, como un cúmulo de estrellas en mi interior que, en algunos momentos no me han dejado ver lo que tenia al lado. Aún así, ahora puede que ya sea tarde. Nuestros caminos se han fraccionado o al menos ahora estamos a kilómetros de distancia...¿Lo único o lo bueno qué puede haber? Supongo que nuestra relación va ha fortalecerse, que la confianza va augmentar y que nos tendremos más ganas. Os cuento lo bueno porque lo malo...ya lo sabemos todos!

Mi vida está evolucionando a cambios extraños e inesperados, y yo lo único que quiero o que puedo hacer es ser fuerte, luchar y seguir adelante con lo que me tenga deparado el futuro; todo eso combinado con lo que quiero hacer yo...con mis deseos. No sé, supongo que no estoy inspirada para hablar de lo que ha sido mi no-verano siempre teniendo en cuenta a mi amuur!

Sea como sea, los días de verano han terminado para todos, toca sacar del armario empotrado la ropa delgada pero de manga larga que a todos nos da tanto miedo, que anuncia los días de trabajo duro y que a mí, me anuncia los días en que solo voy a verte...¡¿Qué?!¿Una vez cada dos meses? Supongo que más que cabreada...estoy muy, muy preocupada y tengo mucho, pero mucho miedo. Sobretodo miedo a ser olvidada o miedo a que algún día me dejes de llamar y a ya no saber más de ti. Y aún más miedo de venir a verte!