Que el temor a fallar, no te impida jugar

Día #2:

           

El miedo nos cohíbe, nos hace impotentes. Hay ciertos problemas en la vida en los que debemos tener cuidado, ir pasito a pasito pero jamás tenerles miedo. Tener respeto a algo es correcto, incluso aceptable, dejar dicho problema controle tu vida, te domine...¡no lo es!

            No digo que dejar salir el miedo sea fácil, porque no lo es. Pero la mayor parte del tiempo, cuando te enfrentas a tus miedos no son ni tan dramáticos, ni tan graves como llegaste a imaginar.


Se que esto te esta comiendo por dentro, que te frustra pero yo estoy aquí, siempre que quieras voy ha estar allí para ti. Superar miedos juntos es mucho más fácil. 

Entradas populares de este blog

Los pensamientos por la noche cogen fuerza

El amor sin fronteras

Fugaz modernidad