El pantone de la vida




 Aunque los colores no existan, la vida sin colores no sería vida. Lo único bonito de la desaparición de los colores serían las fotografías en blanco y negro, ¿no creen?