jueves, 28 de marzo de 2013

Color azul intenso

Para acallar los ecos de la infancia, ...los fantasmas del pasado y el miedo al mañana (Guillaume Musso). 
Abro los ojos, tu sigues ahí, entre las sabanas. Te beso, abres los ojos y me miras medio despierto medio dormido, me devuelves el beso y me sonríes.


 Sin resultado alguno, intentas que vuelva a caer al otro lado del abismo, al país de los sueños para dormir junto a ti. Entonces desistes, y me hace feliz pensar que aunque tus ojos pidan cerrarse tu los mantendrás abiertos para escucharme hablar de tonterías matutinas que en segundos no vas a recordar, palabras que habrán pasado por sobre de las paredes de tu habitación y se habrán perdido en las habitaciones del espacio infinito.




Cuando fuera han colocado las calles y el Sol se ha colgado del cielo busco el refugio de tus brazos, para que me rodeen de esa forma tan sublime que me hace sentir especial, y mientras te canto "Kisses Dow Low" al oído y tu dejas sedosos besos en mi cuello y tiernas caricias en mi espalda, te hablo de locuras: de si ser amigos o no serlo, de si ser folla-amigos o no...y al final, lo único que saco en claro es que terminaremos teniendo sexo y riendo. ¿y sabes?, no suena tan mal! 









Aveces creo que nos estamos precipitando a un vacío que espero no tenga fondo, porque estoy disfrutando plenamente de la caída, a niveles que nunca creí disfrutar. A veces me apetecería que fueras tu quien me preguntara según que cosas. Aveces me gustaría que se detuviera el tiempo y otras que avanzara tan deprisa...



Tengo suerte: Las segundas oportunidades en la vida, no están garantizadas y en cambio, allí estamos, bajo la Vía Láctea, creando recuerdos