miércoles, 13 de junio de 2012

Sudadera y shorts

Frente a un marco que es capaz de ver la realidad tal cual es, siento el cielo decaer, acompañando a descansar mi entristezida visión de la vida. Cual cielo al atardecer, mi alma vira del blanco al grisaceo más apagado y del lila al azul más obscuro e inquietante.










No somos como ellos. Los mosquitos, entran, se asustan y si pueden, antes de salir, recojen algo. ¡Nosotros no! Al asustaros, enfrentamos el miedo, a veces no entiendo porque. Supongo que las cosas fáciles nunca han sido nuestro fuerte...¡Necesito escribir!












Hoy, más que nunca, me siento Bécquer, no hay palabras suficientes que puedan sacar todo lo que llevo dentro y aún así sigo intentándolo...







Hoy podría beber botellas de whisky y seguir viendo la vida como la veo sin una pizca de él en mi organismo.




L.Dazz