domingo, 22 de abril de 2012

There's world out there that we should see

Este va para ti, mi vida...A*, porque te echamos de menos. En la India, en Barcelona o en Australia...te espero pronto <3

El frío me sonríe, me acaricia el rostro y yo lo acuno entre mis manos. La sutileza de la brisa me hace disfrutar del paisaje juntos al que estoy. La naturaleza me brinda la oportunidad de escrutar el fondo del mar cual sirena en un cuento de hadas...



Eso era, un simple paseo querido, una simple caminata que se convirtió en una proteína más que almacenar en mi cerebro. Risas, risas y más momentos que retener en el tejido del tiempo...Es bello, como el mar acaricia mis manos, como las piedras se vuelven menos rugosas a su contacto, como cuando hay poca agua, puede ver su fondo, su alma, gracias a la cristalina sal que se acomoda sobre tal extensión del océano.




Reímos sin importancia y respiramos sin quererlo.
        La vida es un instante que nunca vuelve otra vez, entonces te das cuenta de lo que puedes perder...mañana no será lo que pudo ser ayer ya no hay sueños de verdad si no se tiene ilusión!















Tenemos muy poco tiempo para decir las cosas que nos importan, tenemos tan poco tiempo para disfrutarlas...¡Ven a vernos! We miss you!!  En realidad, durante un lapso de tiempo, nadie dijo una palabra. Disparábamos fotografías que inmortalizarían nuestro tiempo para recordarlo más tarde. Y nadie dijo nada, porque nada hubiera sido tan sencillo, ni tan hermoso, como la armonía y la calma que todos respiramos en un maravilloso día en donde la brisa del océano me acariciaba la piel.





Ara, vull contar-te ja per darrera vegada...com si fossis tot el que ara em queda al món.