sábado, 21 de abril de 2012

Definitivament el mÓn era un lloc previsible i sense novetats...

Termino un capítulo de mi vida, para dar paso al siguiente. Es justo eso lo que siento al terminar un libro. Páginas de papel inundan mis días con letras que al juntarse forman una sintaxis tan perfecta, que después de un tiempo tendré que volver a leer alguno de los fragmentos de este, que más abrazaron mi alma.


No puedo evitar derramar una solitaria lagrima que se aventura en los vestigios de mi rostro. Cerra la solapa de este libro, significa dar por cerrado un final abierto. Una historia que hace de mi vida una condición de imaginación y fantasía. Incluso de delirio al final.

Al principio, todo depende de la opinión que te den del trabajo de alguien que desconoces, algo injusto pero inevitable.
 Guiado por este echo haces o deshaces a tu manera los capítulos de un libro. Pero al final, amas un libro, amas cada uno de los signos de puntuación que te permiten respirar, las horas que te llenan psicológica-mente, amas la forma en la que la belleza de las palabras reduce tu tiempo a cenizas cuando tu veías llamas. Adoras la sensación de ser un espectador en la vida de otros que solo existen en el pensamiento de alguien desconocido.


 Creados por EL AUTOR, el propietario de todo. Alguien, que, por unos momento, tiene el poder de crear en ti emociones desconocidas o naturales. Que tiene la autoridad de hacer con tu vida lo que se le antoje. Una autoridad, ejercida sobre ti sin ningún tipo de presión. Porque tu, fiel lector, te dejas hacer. Te abrazas al libro como un recién nacido a su madre, sientes que quien te puede proteger, es la historia que lleva en él protegida por una portada que te llamará más o menos la atención.



Al final, los único que nos pueden evadir de la realidad, son los libros y es que: "No tendréis mejores aventuras que las de los libros" 




Perquè quan juguem amb algú, no existeixen les fronteres, ni les jerarquies, ni les biografies; el joc és un espai de tots i per a tothom. I això, es tan simple i amigable...

L'alchol i el temps jugaven a fet i amagar