Tus buenas maneras me hacen vomitar

Tener miedo, significa tener algo que perder...
                                      y yo ya no tengo nada por lo que luchar

Irme ha dormir cabreada, no entra de mis planes ninguno de los días de mi vida. Es más, creo que afecta gravemente a mi estado emocional y que inteligencia emocional sufre una desequilibrio bastante grutal que me impedira dormir plácidamente y fomentara mis seños reprimidos, eso, sumale la ansia y las ganas que tengo de abofetearte y a las tres de la noche tendré una cacao mental después de haber vivido una pesadilla que algo tendrá que ver contigo. 



Por lo tanto, mejor vomito mi bullshit aquí y me abandono en los brazos de morfeo, tan tranquila...como si no existieras durante, aproximadamente seis o siete horas de mis días. Puede que esos sean los mejores, esas horas donde viajar al mundo de las crazy ideas esta permitido...Un lugar donde en realidad, everything esta permitido!!


Entradas populares de este blog

Los pensamientos por la noche cogen fuerza

El amor sin fronteras

Fugaz modernidad