jueves, 22 de marzo de 2012

Pues una vida para él no me es suficiente


El día que me comunicaron tu fracaso, solo puede preguntar por tu estado. Supongo que antes de enfrentarme a ti necesitaba una evidencia de lo que me iba ha encontrar. Me dijeron: Ya te lo puedes suponer, le hacía mucha ilusión. 
¡Pues no! En realidad no tenía ni idea de como estarías emocionalmente hablando. Me carcomió la incertidumbre durante varios minutos, en los que el mundo, pareció girar más despacio en un lapso de tiempo donde yo quería que los días pasaran muy deprisa. 
Nunca logré comprender tu reacción, pero en cuanto toqué tu piel y comprobé que seguías siendo lo suficientemente fuerte como para controlar tus emociones frente a mí, el mundo tuvo razón otra vez. Seguías ahí, compuesto, como un hombre fuerte en el que te estás convirtiendo, quizás un pedazo de hielo a veces. Pero al fin y al cabo tu; y era lo único que importaba en esa fracción de tiempo que se desgarró entre mis manos y que debe seguir bien presente en tus proteínas.



Sé que algún día escucharé de tus labios, que no es agradable que te den a probar de tu propia medicina, algo así como una pregunta en el aire mientras te esfumaras entre la brisa de la noche. Y, cuando estés a kilómetros de distancia susurraré un ligero "sí, es duro que te den ha probar de tu propia medicina" segura de que la inmensidad del mundo se tragará mis palabras y nunca llegaran a ti, querido. 

Sabes que en la vida, como en la inmensidad del universo, nos separan las ideas y nos une la sangre y lo que nos hayan querido dar. Eres un estúpido encanto y un bello tirano que se instaló en el lado derecho de mi vida 20 meses después de que yo llegara a esta vida. Y como te expliqué una vez, ser listo, no lo es todo en la vida.

No eres perfecto, ya lo sé!!

"Sé un hombre, se valiente...yo estaré allí cuando necesites llorar" ;)