sábado, 3 de marzo de 2012

Pon color a esos ojos tristes

Pareces estar desbancada, derrotada sobre el viejo colchón de tu cama.
Ni siquiera te has molestado en mirar alrededor. Aunque la vida te llama sonríendote no as parado a mirar como los pájaros cantaban. Y, aunque te den miedo no as reparado ni un segundo de tu tiempo en escuchar su canto. No te han inspirado sus acordes ni as respirado al rimo de su perfilada y aguda melodía. Seguramente; hoy, su mistico cantar se ha situado una octava más alta de lo que tus oídos consideran agradable. Y aun así su melodía su rimo su temppo su harmonía...todo sige siendo igual.
Incluso el mundo ha seguido girando más despacio o más deprisa ya que más da...Si tu cuerpo yace debil y febril, sobre el filo la vida, tan enfermizo para aquellos que no tienen nada que, para alguos otros su orgullo les impide hacercarse a contemplar tu figura, demacrada por los retales de una vida que no viviste mientras tu rostro, más o menos hermoso, se ve conquistado por ríos que pasan por tu frente, que atraviesan tu rostro. Ya que más da...pronto yaceré de nuevo junto a vos y juntos, dormiremos eternamente