jueves, 16 de febrero de 2012

Vamos a dejar la hipocresía en un cajón por esta noche!

Solo dos segundo...tan solo dos segundo. Mi dedo contra el ratón, pulso y todo habrá terminado. No habrá más, yo perderé, tu ganarás...fuera orgullo, ¡Qué más da!...Menudo cuento. Solo consigo esperar un minutos tan justo de reloj que tengo que empujar sus agujas. Se oponen, me resisto y gano; y legos de sentirme feliz me siento tremenamente mediocre, inofensiva, frágil...como se sentiría una mota al lado de un elefante 
...justo así. 
Hace escasos treinta segundo que oigo picar, el sonido de tu respuesta, ¿Cómo estás?...en realidad no me importa; o no lo haría si Chanel fuera gratis...no ocurrirá; y me mata! 
Sabes que tienes ese poder sobre mi...y aun siendo lo suficientemente fuerte para ignorarte quince minutos de un reloj que avanza a paso "micrado" no es lo que busco.
No sabes el daño que me hace destruir mi tiempo, des fragmentar el tejido e incluso demacrar
lo vivido.


Supongo que ahora estaras pensando que ya has cumplido. Voy a ser sincera....aún más si cabe! Seguramente enfrentarte a la pantalla de tu ordenador te ha sido delicadamente difícil...puede que más que a mi. Pero los dos sabemos que juegas con ventaja. Sabes que no te fallaré! Que responderé a tu llamado en cuanto lo oiga...porque eso es lo que he estado haciendo, esperándolo! Y aun así te sientes orgulloso de haber cumplido con tu parte...no te lo reprocho, sabes que me cuesta enfrentarme a las cosas sin hacer ruido. 


Seguro que mañana, soy yo quien te saluda...no desistas en mentir. Ni siquiera yo podría mentirme a mi misma...vamos a dejar la hipocresía en un cajón por esta noche!


EHHHHHHH!! No importa, no la dejes...hablame de una fiesta ajena en la que tu serás el anfitrión...no sabes como me gusta que no sepas que me sé la información de memoria...Supongo que es un don atquirido a base de darme contra la pared. Háblame, no me importa de que, no importa si lo sé...te lo dije...MAÑANA TE SALUDARÉ YO!!